CERRAR

El rendimiento mejora mediante la estabilización de microbiomas en pollos de engorde



lunes 17 de agosto de 2020

La microbiota intestinal se considera un órgano crucial que desempeña un papel integral en el mantenimiento de la salud del huésped mediante la modulación de varias funciones fisiológicas, incluidas la nutrición, el metabolismo y la inmunidad. El proceso digestivo está fuertemente relacionado con la microbiota intestinal; la absorción de nutrientes, la digestibilidad del alimento, la obtención de energía y, por lo tanto, la productividad están influenciados por la composición y diversidad de la microbiota (Stanley et al., 2013; Mancabelli et al., 2016). La microbiota intestinal del pollo incluye cientos de especies bacterianas dominadas a nivel de phylum por Firmicutes, Bacteroidetes, Proteobacteria y Actinobacteria (Oakley et al., 2014; Clavijo et al., 2018).

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad.
Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. LEER MÁS